Casi todo el mundo, cuando oye la palabra feng shui, piensa en algo que “solo sirve arreglar jarrones en casa” y esa es la razón que hace aparecer este blog: comunicar un concepto más real sobre el “feng shui”, valiéndome de ideas y conceptos occidentales, que son más comprensibles para nosotros, sin violar los principios energéticos inherentes.

Puedes seguir lo que publicamos puntualmente, creo que puede resultar divertido y puedes, si te interesa el tema, seguirnos todo el tiempo que necesites. En él vas a encontrar información de todo tipo, siempre vistas desde mi punto de vista, que puedes utilizar para convertir el espacio en un medio para crecer como persona, como profesional o como empresa. Ese crecimiento, en feng shui, se inicia a través de una intención clara de que aparezca, con significado y con sentido, lo que te ayuda a aprovechar mejor las oportunidades.

Cada artículo está basado en uno o varios principios del feng shui, mostrando la versatilidad y aplicabilidad que estos tienen en todos los ámbitos de la vida. Los principios no te los mostraré explícitamente porque no deseo hacerlo así; al contrario, te propongo el reto de encontrarlos y de entenderlos por tus propios medios.

Los escritos los encontrarás englobados dentro de los Temas. En el tema “opinión y noticias” encontrarás cosas de actualidad; en el tema “conceptos y productos” explico, más específicamente, todo lo que hago; en Ariko, Carmen y Amir encontrarás las historias de estos personajes de ficción, agrupadas.

Para terminar de darte la bienvenida, quiero añadir que aquí encontrarás que el feng shui tiene su propio lenguaje a la vez que es capaz de aportar una semiótica para el espacio, lo que nos permite tener un catálogo de signos definidos que llamamos remedios y que pueden ser utilizados, por ser comunes, por todo usuario del espacio al que se aplican. Requiere un poco de practica el leer estos significados y estas aplicaciones, pero no es nada complicado.

 

Bienvenido, bienvenida.

David Flores